QUE SOMOS COMO ASOCIACION



ASSOCIACIÓ DE DONES INTERVINGUDES DE MAMA.
Fundada en 1995,por un grupo de mujeres valientes que hicieron posible que siguiera adelante,PILAR VICENTE,MARIA JESUS ANAYA,SILVIA SOLE entre otras,actualmente su presidenta es DIGNA DE TORRES
Somos una Asociación formada por mujeres,que hemos padecido un cáncer de mama y nos constituimos como entidad para contribuir a ayudar a otras mujeres que se encuentran en esta situación.Conscientes que hay experiencias que nada mas se pueden compartir con quien ya las han vivido,nuestra voluntad és la de aportar un punto de información y ofrecer soporte y rehabilitación a las afectadas.Los objetivos de ADIMA se centran en ayudar a las mujeres afectadas y a sus familiares mas directo,a superar problemas cotidianos para mejorar su calidad de vida.Dejando a parte el campo estrictamente médico,queremos potenciar otras actividades lúdicas,culturales y sociales.


miércoles, 14 de octubre de 2015

Manifiesto de la Federación Fecma



Como cada año por estas fechas nuestra federación saca un interesante manifiesto;






MANIFIESTO 2015          
DÍA INTERNACIONAL DEL CÁNCER DE MAMA


Vinculamos Nuestra Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA) y las 41 Asociaciones federadas,
el 19 de octubre al Día Internacional del Cáncer de Mama.

Reiteramos nuestro compromiso con un sistema de salud de gestión pública, que
ofrezca una atención integral, personalizada, multidisciplinar y de calidad, de
acceso universal y gratuito, sustentado económicamente en la progresión de los
impuestos y en la solidaridad, que garantice una Cartera de Servicios única y común,
con independencia de la administración gestora, como elemento de equidad y justicia y con independencia de dónde resida la paciente, un sistema que se manifieste como instrumento activo de cohesión social y de igualdad y sostenible en el tiempo como parte de nuestro Estado de bienestar.






Desde el movimiento asociativo de mujeres – pacientes de cáncer de mama, reivindicamos la igualdad, porque formamos parte de esta sociedad como empleadas, profesionales, amas de casa, empresarias, funcionarias, trabajadoras y no nos resignamos a que la vida y la salud se contabilicen como un elemento presupuestario.

Un año más, defendemos los programas de detección precoz y mantenemos nuestro
objetivo de concienciar a las mujeres e incentivar su participación en las campañas de
detección precoz.

Como elementos de prevención de enfermedades, incluidas las oncológicas, creemos
necesario desarrollar hábitos saludables de vida, practicar el ejercicio físico adecuado a
cada persona, incidir en la utilidad de las buenas prácticas en la alimentación y
fomentar el cuidado medioambiental.

Apoyamos los ensayos clínicos y la participación activa del paciente en línea con la
legislación europea (Reglamento 536/2014), y de acuerdo con los Comités Éticos y la
Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS). Insistimos en la
necesidad de invertir en investigación e innovación, porque la mayor supervivencia se
obtiene aplicando innovación y nuevos conocimientos.

La innovación permitirá avanzar en fiables métodos de diagnóstico, desarrollar terapias
menos agresivas y más eficaces, disponer de medicamentos adecuados, superar algunos
efectos adversos y garantizar una atención de calidad.

La resolución de las desigualdades sanitarias y favorecer la equidad, debiera
representar una línea estratégica activa del conjunto de administraciones sanitarias que
gestionan el Sistema Nacional de Salud.

La equidad supone igualdad de acceso a las prestaciones, a los tratamientos y fármacos
innovadores en un sistema público económicamente sostenible y, también, a un gasto
homogéneo en todas las administraciones sanitarias. Nuestro Sistema Nacional de Salud
necesita corregir las diferencias en la financiación.

Se corregirán las diferencias, si hay voluntad política en el Ministerio de Sanidad, que tienela competencia exclusiva de la coordinación de la sanidad y si existe lealtad y colaboración de las Comunidades Autónomas que gestionan la sanidad. La sanidad no puede ser un elemento de discordia sino una política de Estado, porque la protección de la salud es un derecho constitucional y un derecho igual para todos.

Nos preocupa saber, con datos oficiales, que entre 2009 y 2013 ha disminuido el gasto en sanidad, lo que ha influido en las listas de espera, en el gasto en inversión y en los ajustes de las plantillas.

Como pacientes y usuarias de la sanidad creemos en nuestro Sistema Nacional de Salud
y confiamos en los profesionales, que han demostrado su capacidad en tiempos de
dificultades.

Nuestra Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA) y las asociaciones de pacientes federadas, consideramos esencial que los gobiernos constituidos después de las últimas elecciones y los que se constituyan en los próximos meses, prioricen la
sanidad en su agenda política y pongan fin a las diferencias en la atención de los pacientes según la Comunidad Autónoma donde residan.

Si nuestra sanidad pública pierde calidad y la confianza que hoy todavía conserva entre
usuarios y pacientes, estaremos ante el principio del fin de un derecho que creíamos
consolidado, lo que no elimina la responsabilidad de responder a los cambios sociales y
culturales producidos en nuestra sociedad.

Un paciente activo, informado, empoderado y autónomo para tomar decisiones,
será pieza fundamental en el futuro de un Sistema Nacional de Salud de calidad y
sostenible.

Para nuestra Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA) no es satisfactorio que
no se haya alcanzado un Pacto de Estado por la Sanidad que blindara sus elementos
de sanidad pública y universal, la sostenibilidad, la cohesión, la suficiencia, la equidad, la financiación y la calidad.

Como en años anteriores, permanecen vivas nuestras reivindicaciones del derecho a
una segunda opinión; a una información objetiva, veraz, completa y comprensible; a la
seguridad; a la atención específica de aquellas mujeres donde se manifiesta la
relación entre fertilidad, maternidad y cáncer de mama; a la necesidad de registros
homogéneos y actualizados de tumores; al reconocimiento de una visión integral del
paciente; a la atención a los problemas laborales; a la asistencia psico-social; a una
mejor gestión de las listas de espera; a la rehabilitación física; a los cuidados
paliativos; a los efectos de los síntomas de cronicidad y a la evaluación de los riesgos de
presentar síndrome hereditario de cáncer.


Hemos visto caer la rama de un árbol, cerrar la ventana de una casa o aparecer una nube gris en el cielo, pero hemos asistido al crecimiento del árbol, a como se abría la puerta de aquella casa y como la nube no nos condicionaba los horizontes de la vida.



No hay comentarios:

ADIMA

ADIMA